La manufactura Digoin:

despertarse de un bonito sueño…

Desde 1875, la Manufacture de Digoin - Grès & Poteries da forma a objetos del día a día en gres. La fábrica de Digoin, situada a orillas del canal Central en la región de Borgoña, es desde sus orígenes una empresa artesanal y familiar. Tras varios años de descanso, la manufactura retoma su actividad en 2014 de la mano de Corinne Jourdain.

Dos objetivos se imponen a Corinne Jourdain: hacer revivir una colaboración original, iniciada tiempo atrás por Terence Conran, fundador de Habitat, y hacer perdurar un saber hacer histórico.

Estructurada alrededor de productos emblemáticos, la colección Digoin presenta objetos culinarios que simbolizan un estilo de vida simple, curioso, elegante y ecléctico.

La Manufacture de Digoin perpetúa su saber hacer fabricando exclusivamente piezas de gres para conservar, preparar, cocinar y cocer a fuego lento alimentos. El gres, fabricado íntegramente en sus talleres, proviene de materias minerales naturales originarias de Francia. Cada pieza es única, ya que todas están elaboradas y esmaltadas a mano. Estas piezas tradicionales perduran en el tiempo y se adaptan a los usos más modernos.

La materia prima

La arcilla se extrae de las canteras francesas y se transporta en camiones directamente a la fábrica, se vierte en compartimentos y se clasifica según su procedencia. Su color varía del amarillo al rosa.

El molde

El «molde madre», hecho de yeso, corresponde al prototipo definitivo. A partir de este se duplica en varios ejemplares para la fabricación.

El depurado

Los productos, tras ser pulidos muy cuidadosamente con la ayuda de un pequeño cuchillo ya que la pasta de gres aún está fresca, se limpian con la ayuda de una esponja húmeda. Esta etapa es muy importante, pues garantiza un acabado perfecto.

El secado

Entre etapa y etapa el producto se seca. El proceso de secado es largo e imprescindible, puesto que la arcilla está impregnada de agua.

La cocción

El producto se cuece en un horno a una temperatura muy alta. La cocción proporciona a la cerámica resistencia al agua.

El esmaltado

El esmaltado es una técnica compleja que consiste en revestir la cerámica con un esmalte espeso, que más allá de su aspecto estético, le confiere impermeabilidad y más resistencia a los golpes. El esmalte es al principio una pasta líquida. El artesano sumerge el objeto cocido en el esmalte, respetando la aplicación del color definido en la parte superior por el diseñador. La pintura, de color rosa en este momento del proceso, se volverá de color rojo intenso tras el proceso de cocción.

 

.

El esmalte cocido

Esta es una muestra de la colección Digoin en gres natural y rojo, ¡esta temporada también disponible en beige!

 

Muchas gracias a Manufactura Digoin.

Fotografías © Mélina Vernant