Ya sea un estudio grande o un pequeño loft, una segunda residencia o un primer apartamento, una vivienda antigua un poco estrecha o un alquiler compartido, muy a menudo el tamaño de la ciudad es inversamente proporcional al tamaño de las viviendas y somos muchos los que debemos amoldarnos a un espacio pequeño o compartido. 

 

Tener un espacio pequeño no implica dejar de amueblarlo: al contrario, no hay nada que parezca más pequeño que un espacio vacío o descuidado. Por lo tanto, no dudes en amueblar tu pequeño hogar... ¡Pero no de cualquier manera!

 

Esta temporada, en Habitat, proponemos un diseño modular, práctico, innovador y muy estético para economizar, estructurar y abrir el espacio. ¡Toma nota de nuestros consejos!

Para los

espacios pequeños...

Muebles modulares

Innovadores, adaptables y polivalentes, los muebles modulares permiten configuraciones a la carta, respondiendo así a las necesidades y al espacio de cada uno. Prácticos y de diseño, estos muebles encuentran su lugar en todos los espacios y se integran perfectamente con diferentes estilos y espacios.

Habitat presenta Oteo, un mueble de almacenaje diseñado en el estudio de diseño alemán Kaschkasch que está compuesto de cajones de madera con o sin fondo, cerrados o no por puertas correderas metálicas para que puedas adaptarlo a tus gustos y necesidades.

 

Aparador o librería, o las dos cosas a la vez (los platos en un compartimento cerrado, los libros a la vista), Oteo se adapta a todos los espacios y a todos los estilos de vida.

Novedad de esta temporada y diseñado por Hélèna Pille, del Estudio de Diseño Habitat, Macao es un mueble de almacenaje modular con un diseño lúdico y elegante en el que podrás guardar tus libros, la vajilla, los objetos del día a día y muchas cosas más.

 

Cubos o cajones, verticales u horizontales, abiertos o cerrados, de roble o de nogal, de colores... ¡Es el momento de crear tu propia combinación!

 

 

Muebles plegables

Las mesas plegables son indispensables en un espacio pequeño ya que nos permiten cenar en un sitio que no sea el sofá en los espacios reducidos donde no cabe una mesa de comedor. Estas mesas plegables, una vez dobladas, pueden colocarse en cualquier sitio ya que no ocupan espacio: en una esquina del salón o en la cocina.

Abrir y estructurar

Para darle a una habitación el espacio que le falta hace falta abrir y estructurar bien el espacio. ¿Misión imposible? No con estos muebles funcionales, discretos y de diseño, pensados para facilitar el día a día y abrir horizontes.

Pequeño y bonito

Igual que los grandes, los espacios pequeños tienen derecho a ser confortables. Cuanto más reducido es un espacio, más falta hace decorarlo con cuidado y dedicación ya que tenemos todo a la vista. Es por esto que, en un estudio, hay que optar por muebles bonitos y funcionales de dimensiones adaptadas a nuestro interior.