Crea tu terrario

Un terrario es un pequeño jardín de interior dentro de un recipiente de vidrio. Puede colocarse donde quieras, preferentemente cerca de una ventana o en una habitación luminosa. Si te decides por plantar varias especies, hay que tener en cuenta que deben presentar características parecidas para que crezcan bien estando juntas. Las plantas recomendadas para un terrario son los helechos, el musgo, las suculentas y los cactus.

Para crear un terrario hace falta:

 

- Una planta que permanezca pequeña y que no necesite demasiada luz ni estar en el exterior. 

- Pequeñas piedras 

- Tierra

- Carbón activado

- Un par de guantes para los cactus

 

En primer lugar colocamos las pequeñas piedras en el fondo del terrario, y seguidamente añadimos un poco de tierra mezclada con carbón activado. Una vez lo tenemos, colocamos las plantas. Hay que cubrir bien las raíces añadiendo un poco de tierra suplementaria si es necesario.

 

¡IMPORTANTE! 

Los terrarios conservan particularmente bien la humedad, por lo que no es recomendable regar muy a menudo las plantas. Por ejemplo, en el caso de las suculentas y los cactus, 1 o 2 veces al mes es más que suficiente.